Chris Sharma vence el I Master Psicobloc BBK

El Master de Psicobloc realizado el pasado sábado en Bilbao ha sido un éxito. Gran ambiente entre los escaladores, mucho público, sensacionales caídas al agua y espectáculo extra a cargo de Chris Sharma, el único en encadenar el itinerario… ¡Y dos veces!

Bilbao acogió la segunda competición de psicobloc que se realiza en nuestro país (y posiblemente en el mundo). La primera tuvo lugar en Barcelona durante el Campeonato del Mundo, celebrado en agosto de 2009 en la piscina olímpica de Picornell. En esta ocasión Chris Sharma ha vuelto a demostrar el porqué de su apodo “The King”. Además de ser el único en encadenar la ruta, la repitió, pocos minutos después, en el duelo final con Bruno Macías. Y aún estuvo a punto, en un duelo previo, de realizarla, pero cayó cuando estaba a punto de alcanzar el top. El espectáculo de Chris en la Ría de Bilbao, absolutamente atestada de público, fue impresionante. Una vez más ha demostrado que se mueve en otra dimensión de la escalada.

Gran resumen de la competición


Óscar Martínez, equipador junto con Joseba Sáiz del itinerario, nos habla así del californiano afincado en Lérida: “Es el escalador más sorprendente que hay en la Tierra. Tiene una fuerza impresionante y una capacidad de recuperación increíble. Tras encadenar la ruta por primera vez y descansar unos minutos, volvió a hacerla en apenas tres minutos. Escaló a una velocidad increíble. Lo normal, cuando repites una vía de esta dificultad es ir físicamente a menos, y Chris Sharma ha ido a más. Subió corriendo. Además, es una persona humilde, cercana…”.
Chris cumplió lo que había prometido desde que confirmó su participación en esta competición: si alcanzaba el top saltaría a la Ría desde la plataforma situada en su cima. Un salto de catorce metros que puso la guinda a su actuación.

En este Primer Master de Psicobloc, organizado por la BBK y Top 30, participaron catorce escaladores divididos en dos categorías. Los seis invitados a la categoría Master (Chris Sharma, Miquel Riera, Toni Lamprecht, Nacho Sánchez, Ignasi Tarrazona y Bruno Macías) pasaban directamente a la final sin necesidad de eliminatoria. Los otros ocho participantes (Daniel Gambús, Mikel Ziarrusta, Dani Moreno, Pablo Barbero, Gorka Karapeto, Victor Esteller, Gerard Rull y Cristian López) tuvieron que pelear en una ronda eliminatoria; los dos escaladores que alcanzaron mejores resultados pasaron a la final. Como Víctor Esteller, a pesar de conseguirlo, prefirió no hacerlo al haberse lastimado al caer al agua, Daniel Gambús y Gerard Rull pasaron a la siguiente ronda.Durante la mañana los catorce participantes habían tenido la oportunidad de probar dos veces el itinerario. Bruno Macias fue el escalador que llegó más alto. Por eso el pronóstico para la final que hicieron los equipadores era que, al menos, dos escaladores (Bruno Macías y Chris Sharma como favoritos) alcanzarían el top. Sin embargo, Bruno (que terminó segundo), en la final no logró superar la altura alcanzada en las eliminatorias.

La altura máxima en vertical desde la última presa al agua era de catorce metros. El recorrido: 16,5 m que se superaban en veinticinco movimientos utilizando 27 presas. Dificultad: 8b. Chris Sharma estuvo de acuerdo con esta graduación dada por los equipadores.La ruta contaba con cuatro grandes volúmenes: un “diamante” de color verde en la placa superior, un volumen irregular en el desplome donde se diseñó el paso más duro, una forma gris en la placa vertical inferior y, abajo, una presa muy grande (de color rojo en una vía y de color verde en la otra) sobre la que los escaladores esperaban, una vez les dejaba la barca, el bocinazo de salida.
La competición se desarrolló sobre dos vías idénticas por las que ascendían a la vez dos escaladores en el formato conocido como “duelo”. Ganaba el escalador que alcanzaba mayor altura.

El paso clave consistía en un lanzamiento a dos manos que solo lograron realizar cuatro escaladores: Chris Sharma, Bruno Macías, Ignasi Tarrazona y Mikel Ziarrusta. El dinámico, a siete metros del agua consistía, según nos explicaba Óscar Martínez, en “hacer un bote muy largo echándole bastante valentía. No era un lance para todo el mundo pues la altura impresionaba. Seguramente, con cuerda, o en bloque, muchos de los participantes lo hubieran hecho”.Al tratarse de una exhibición, los equipadores plantearon a los escaladores, tras los entrenamientos, si veían necesario –sobre todo en atención a los dos escaladores de menor altura: Dani Moreno y David Gambús– poner alguna presa más antes del lanzamiento (los escaladores, por la mañana, pudieron ensayar el itinerario). Finalmente atornillaron una pequeña presa de pie que la mayor parte de los participantes no utilizó.
¿Caerse a la Ría de Bilbao?


Juanjo San Sebastián, alpinista y escalador clásico, responsable del patrocinio de este evento por parte de la BBK, es quien mejor supo expresar, al terminar la prueba, el espíritu de la competición: “Hemos vivido entre los escaladores participantes un ambiente que me recordaba al de los ochenta, cuando viajábamos a Chamonix y nos quedábamos en el cámping de la Pierre d’Orthaz. Por otro lado, es un orgullo para Bilbao que en un lugar hasta hace poco tan insalubre como era la Ría, se pueda hoy realizar una competición de psicobloc sabiendo que a los escaladores no les va a ocurrir nada por caer en sus aguas”.
Los bomberos de Bilbao: una pieza clave para que la caída fuera menos violenta, y el agua amortiguase el impacto, los bomberos de Bilbao desempeñaron una función clave “rompiendo” la primera capa con una manguera de agua. Visto desde fuera no parece algo muy importante en una ría tan ancha y alargada, pero el efecto del chorro resultó determinante para que la zambullida fuera menos brusca.
Los participantes se enfrentaron también al reto psicológico que representa volar hasta el agua desde una altura considerable. Especialistas en esta disciplina del psicobloc, y por tanto acostumbrados a caer al agua desde una cierta altura, son Chris Sharma, Miguel Riera y Toni Lamprech. Óscar Martínez nos describe cómo vio afrontar este reto al resto: “Pablo Barbero ningún problema, es un ‘toro’ y se hace más daño el agua que él; vi muy bien a Gerard Rull y Mikel Ziarrusta pues se tiraban a muerte al lanzamiento sin importarles la caída; Víctor Esteller tuvo un poco de mala suerte pues fue el único que se hizo un poco de daño, pero tampoco mucho…; Bruno Macías saltaba con mucha precisión; Ignasi más comedido pero resolvió el lance; Nacho Sánchez, gran especialista del bloque, no fue capaz…”.
Tras Chris Sharma y Bruno Macías,Nacho Sánchez e Ignasi Tarrrazona quedaron empatados en tercer lugar.

Aquí podéis ver con detalle todos los pasos

desnivel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: